Camino de Santiago - Galicia Turismo Rural Casa Rural Os Carballos en Pontevedra

Vaya al Contenido

Camino de Santiago

Actividades

Camino de Santiago


Paquete para hacer el Camino de Santiago Portugués entre Valença do Minho y Santiago  en 5 etapas, incluye 6 noches en CASA RURAL OS CARBALLOS, desayuno, traslado al inicio de cada etapa y recogida al final de la misma y cena.

Para grupos de 8 personas. Precio por persona 300 €.
Valido para todo el año excepto Semana Santa, Julio y Agosto.
Alojamiento 6 noches 8 personas 1000 €.
Traslado a cada etapa 420 €.
6 desayunos para 8 personas 256 €, y 6 cenas para 8 personas 724 €
Etapa nº 1 Valença do minho – Redondela 31,5 Km .
Etapa nº 2 Redondela – Pontevedra 15,5 Km .
Etapa nº 3 Pontevedra – Caldas de Reis 21,5 Km .
Etapa nº 4 Caldas de Reis – Padrón 19,5 Km .
Etapa nº 5 Padrón – Santiago de Compostela 24,3 Km
Todos los caminos de Santiago
La denominación "Camino de Santiago" engloba a una serie de itinerarios. De ellos hay cuatro fundamentales. El Camino Norte y el Camino Francés entran en España por los Pirineos. El primero discurre pegado a las costas cantábricas de Francia y España y el segundo discurre un poco más al sur. Sus ramificaciones se extienden por toda Europa. Los otros dos grandes itinerarios a Santiago provienen del sur de la península y se fueron creando conforme se iban reconquistando los territorios musulmanes. Son el Camino Portugués, que como su nombre indica nace en Portugal y el Camino sur o Vía de la Plata , que utilizó una antigua calzada romana para unir el sur de la península con Santiago.

También había peregrinos que llegaban a la península por mar, bien de países ribereños con el Mediterráneo, bien de países del Atlántico Norte, dando lugar a otras vías menores.

Por otra parte, muchos peregrinos, finalizada su estancia en Santiago, se dirigían a Padrón, para venerar el lugar donde, según la tradición, predicó el Apóstol Santiago y a Finisterre, para pisar el lugar donde terminaba la tierra. Posteriormente también fueron de Finisterre a Muxía, al Santuario de la Virgen de la Barca.

A lo largo de estos caminos fueron surgiendo iglesias, monasterios, catedrales, hospitales y albergues que atendían las necesidades básicas de los peregrinos. El más representativo de estos hospitales probablemente sea el hoy Hostal de los Reyes Católicos, todo un macro-hospital en Santiago de Compostela. Así mismo, también hubo poblaciones que o bien surgieron o bien se desarrollaron de la mano del camino.

Desde el siglo IX al XIII hubo una progresión creciente de peregrinos de toda clase y condición que llegaban a Santiago. Del XIII al XV hubo un descenso, que se acentuó hasta llegar al XIX en que hubo un nuevo y progresivo resurgimiento que llega hasta nuestros días. Los peregrinos solían hacer su camino para pedir perdón por sus pecados o, en el caso de los monarcas, para solicitar la ayuda sobrenatural en sus batallas durante la reconquista.

Solían vestir una túnica corta que les permitía caminar cómodamente, una capa reforzada en la zona de los hombros por una "esclavina", un sombrero de ala ancha frecuentemente levantada por delante, un bastón para ayudar en el camino, una bolsita con sus pertenencias y una calabaza con agua para el camino.

El peregrino solía tener una despedida ceremonial en su pueblo, se iba juntando con otros peregrinos a lo largo del camino para ayudarse mutuamente. Al llegar a Lavacolla se lavaba en el río para purificarse antes de entrar en Santiago, cuya catedral divisaba al alcanzar el Monte do Gozo. La culminación del viaje era la visita a la tumba del apóstol, en la catedral.

El Papa Calixto II concedió el privilegio de "Año Santo Compostelano" o "Jacobeo" a los años en que la fiesta de Santiago Apóstol (25 de julio) coincide en domingo, lo cual sucede en ciclos de 6, 11, 6 y 5 años y otorga el perdón de todos los pecados a los peregrinos. Este privilegio fue ratificado en 1179 por Alejandro III en su bula "Regis Aeterni". En 1987 el Consejo de Europa lo declaró "Primer Itinerario Cultural Europeo". Los próximos años compostelanos serán en 2010 y 2021.


El Jubileo y la Compostelana

Para ganar el jubileo no hace falta hacer el camino, es suficiente visitar la Catedral , rezar alguna oración y confesarse y comulgar entre los 15 días anteriores y los 15 días posteriores a la visita.

La Compostelana es la acreditación oficial que concede la catedral a quienes realizan el camino por motivos religiosos. Se ha de recorrer el camino a pie, en caballo o bicicleta (al menos 100 km .) y acreditarlo mediante la credencial del peregrino, en la que se irán poniendo los sellos de los albergues, parroquias, etc de los pueblos del camino. Esta credencial se puede obtener en la oficina de información al peregrino, el albergue o el lugar destinado al efecto en la localidad donde comiences el camino o sustituirla por un diario de ruta con las firmas y sellos de las etapas.



El Camino Portugués

Es otra de las grandes rutas a Santiago. Era utilizado por los peregrinos portugueses. Entra en Galicia por Tui y continúa por O Porriño, Redondela, Pontevedra, Caldas de Reis, Padrón y Santiago.  

 En su paso por Galicia, hay que destacar los siguientes puntos: La Sierra de Labruja que da paso a las fortificadas Valença do Minho y Tuy, que fue capital de una de las siete provincias gallegas y sede episcopal, conservando un compacto conjunto histórico de pétreos edificios y civiles en torno a la catedral. Porriño y Mos, en el industrioso valle de A Louriña donde aún quedan a modo de oasis de la naturaleza las Gándaras de Budiño. Éstas conducen a la Redondela , presidido por los viaductos del ferrocarril y lugar donde se juntaban los peregrinos que desembarcaban en Bayona y Vigo. Bordeando lo hermosa ría de Vigo con el inolvidable panorama de las bateas mejilloneras, la isla de San Simón, el moderno puente de Rande y el pueblo de Arcade, conocido por sus ostras, se atraviesa el Verdugo en Ponte Sampaio. Aquí acaeció la derrota francesa en la guerra contra Napoleón que supuso la temprana liberación de Galicia.

Pontevedra, la antigua Ad Duos Ponte romana, es, tras Compostela, el conjunto monumental mejor conservado de Galicia con sus pinzas de A Leña, las dedicada al mítico fundador Teucro o la Ferrería , los conventos mendicantes de San Francisco, Santo Domingo y Santa Clara, el completo museo, los abundantes palacios y los templos de San Bartolomé, Santa María y la Peregrina.

Tras la estación balnearia de Caldas se salva el Ulla en Pontecesures, y se arriba a Padrón. Esta villa rosaliana (nació en ella Rosalía de Castro) también lo es jacobea por conservar numerosos recuerdos de la supuesta predicación del hijo del Zebedeo (Santiaguiño do Monte, con romería el 25 de julio) y de la traslación, que se completan con la visita a Iria, la antigua población romana que fue sede obispal antes que Santiago. Cerca, los restos del Castro Lupario y la vía romana de Iria Flavia a Aseconia dan visos de verosimilitud a la leyenda. El barrio compostelano del milagroso santuario de A Escravitude y A Rocha aproximan al ansiado final.

606311960
629863681
Regreso al contenido